Con clases gratuitas de running, un entrenador busca generar un cambio social

HISTORIAS QUE INSPIRAN 15/01/2022 Josefina Echezárraga Josefina Echezárraga
WhatsApp Image 2022-01-13 at 11.57.24 PM

Fabián Villaruel tiene 30 años, es profesor de alma y un hombre que desde pequeño vio el deporte como una herramienta para avanzar. Es uno de los integrantes del Club Deportivo El Puente. Quintaesencia quiso conocer la historia de este joven que decidió generar un espacio para que chicos y adolescentes puedan comenzar a correr. Es el creador del grupo Running Solidario. 

De pequeño, Fabi -como lo conocen tanto en las clases de natación en el río como en el mundo del running-, entendió que el deporte era lo que más le gustaba, nadar lo apasionaba y le costaba entender que todo dependiera del dinero. “El deporte muchas veces exige fuertes inversiones si queres avanzar, en el caso de nadar hay que pagar una pileta, un entrenador, hay muchas cosas que requieren de dinero, siempre me costó entender esa desigualdad”, cuenta para dar marco a la iniciativa que lo llevó hace un año a formar el primer grupo de running solidario de Corrientes capital. 

Es profesor de historia, guardavidas entrenador de running, profesor de nado y nadador. Si bien el proyecto tiene un año, hace seis meses comenzó a trabajar con el primer grupo de alrededor de 15 jóvenes que vieron en la competencia y en esta actividad, un lugar donde aprender, compartir y ampliar sus horizontes. 

“Como te decía, para mí el deporte es una herramienta que brinda oportunidades, tengo mi grupo de corredores adultos que practicamos abajo del puente, comenzamos a participar de las actividades barriales y entendimos que podíamos sumar a aquellos chicos que querían aprender pero no podían costear los gastos, así fue que comencé por redes sociales a contar sobre esta idea y poco a poco fueron llegando los interesados, algunos atraídos por la posibilidad de aprender, otros con muchas ganas de competir y claro de ganar y otros buscando conocer lugares, viajar, así el grupo se fue fortaleciendo”, cuenta el instructor, quien remarca la importancia de generar espacios de contención para que los chicos no estén en las calles. 

“Vienen chicos del barrio Arazay, Virgen de los Dolores, chicas y chicos que ven en el running un momento para pensar en otra cosa. Con el correr de los días y la llagada del fin del ciclo lectivo, notamos que muchos tenían problemas, no llegaban con todas las materias, así es que se me ocurrió decirles que traigan sus carpetas y después de entrenar, nos quedábamos estudiando. En el grupo tenemos profesores y profesionales de distintas áreas que también se fueron sumando, así el grupo entrenaba y también ayudaba a los chicos con las cosas de la escuela”, destaca. 

Cuando estás en grupo, podés ayudar a otros y otros te pueden ayudar, un poco ese es el espíritu del running solidario, que también buscamos que lo puedan llevar a las carreras.

Con el paso de la charla, las palabras de Fabi cobran otra dimensión, nos habla del deporte como herramienta de igualdad, pero al mismo tiempo como herramienta de cambio social. “Creo que todo se fue dando, los chicos comenzaron a confiar en nosotros, y los lazos se van haciendo fuertes, nos reímos, hacemos bromas, pero también entrenamos, fortalecemos la confianza, entendemos que cuando estás en grupo, podés ayudar a otros y otros te pueden ayudar, un poco ese es el espíritu del running solidario, que también buscamos que lo puedan llevar a las carreras”, resume. 

El entrenador destaca que el 2021 cerró con broche de oro: “Lo que quieren los chicos es competir pero claro, que para eso no solo hay que entrenar, sino que hay que buscar fondos, nosotros lo hacemos todo sin ayuda asi que teníamos que pensar en la movilidad, en el alojamiento, la comida y la inscripción de la carrera. Entendimos que se lo merecían y todos trabajamos para que 10 chicos puedan viajar a Entre Ríos, una carrera que fue hermosa tanto por los logros porque 8 de los chicos lograron subir al podio en sus categorías, sino también porque ellos vieron que se podía, nos divertimos, todo salió muy bien y ellos quedaron muy entusiasmados, pudimos llevar a la práctica lo que les decimos siempre: no se trata solo de ganar, se trata de cómo ganaste, qué hiciste en tu camino, si alentaste a otros para que sigan, si ayudaste a alguien que se cayó, es importante llegar, pero aún más importante es lo que pasa en el camino”, describe Fabián, regalándonos en sus palabras un poco de los consejos que les da a sus alumnos.

“Cuando el pelotón arranca, ahí en la línea todo somos iguales, nadie es más que nadie, cuando avanza la carrera se ve la fuerza, el entrenamiento, fortalezas y debilidades, pero también se ve el don de gente, esto de llegar pero sin hacer trampa, ayudando a otros, disfrutando del camino, de la experiencia”, explica y logra así contagiar el amor por el deporte.  

Este año el running solidario vuelve a plantearse metas. “El grupo está unido y eso nos alegra, queremos participar de las actividades que se den en la ciudad y también en todas a las que podamos asistir en otros puntos, pero este año vamos a exigir que todos los adolescentes vayan bien en la escuela, creemos que ambas cosas deben ir juntas, queremos motivarlos para que estudien y para que entrenen y ellos saben que si necesitan ayuda con materias en el grupo les damos una mano, eso también hace que los padres sepan que lo que buscamos es que sus hijos avancen”, adelantó. 

No se trata solo de ganar, se trata de cómo ganaste que hiciste en tu camino, si alentaste a otros para que sigan, si ayudaste a alguien que se cayó, es importante llegar, pero aún más importante es lo que pasa en el camino.

Padrinos y donaciones 

Para poder solventar los viajes de los corredores, el grupo conformó un sistema de padrinazgos, esto significa que cualquier persona, puede apadrinar a un corredor solidario. “Los padrinos pueden realizar aportes, pero además pueden venir participar de las clases, compartir las carreras, la verdad es que siempre nos hace falta de todo, desde zapatillas, shorts, remeras, medias, gorras, todo a los chicos les viene muy bien”. 

Además, reciben donaciones para el grupo. “Somos un grupo de personas y hacemos esto porque realmente queremos darle algo a los chicos, en este caso un espacio, un lugar donde aprender algo, por eso es que recibimos donaciones de personas o empresas”, puntualizó el entrenador. 

Quienes quieran hacer donaciones se pueden comunicar:

Al teléfono: 3794 394046 

Instagram: @deportivoelpuente 

Facebook: el puente deportivo 


sii te gustó la nota

Te puede interesar
Lo más visto

Recibí buenas noticias, buenas historias en la bandeja de entrada de tu correo.